Imprimir
PDF

DECALOGO DEL BUEN TRATO FAMILIAR

77

 

1. EL AMOR
Este es el ingrediente indispensable. Las palabras cariñosas, las caricias y el buen trato nos hacen sentir querido, valorado y parte importante del grupo familiar. Es responsabilidad de los padres dar amor incondicional.

2. EL BUEN TRATO
Definitivamente violencia no es amor. No podemos justificar el maltrato que le damos a nuestra pareja o a nuestros hijos con el estrés y las preocupaciones que amenazan nuestra tranquilidad personal.
3. EL RECONOCIMIENTO
En lugar de criticarlos y señalar sus errores, comencemos a reconocer sus cualidades, talentos y logros. Expresemos nuestro agradecimiento cada vez que colaboren o cumplan con su responsabilidad.

4. LA VALORACIÓN
Cuando somos capaces de reconocer todo lo positivo que cada uno de nuestros seres queridos aporta a nuestra vida, inmediatamente nos sentimos agradecidos por su presencia y compañía. En lugar de quejarnos por lo que recibimos o por lo que sufrimos, valoremos todo lo bueno y lo especial que nos dieron.

5. SAL DEL DOLOR
No te quedes anclado en el dolor o la tristeza que sientes frente a una pérdida o a un cambio. Vamos, ¡tú puedes superarlo y manejarlo!
En lugar de pensar en lo que perdiste, reflexiona acerca de todo lo que aprendiste y en la posibilidad de ganar madurez, conciencia y fortaleza. Es tiempo de aceptar, sanar, perdonar y pasar la página.

6. EL RESPETO A LAS DIFERENCIAS
Cada uno de nosotros es un ser único, especial. Si observamos a nuestros hijos desde muy pequeños, seguramente reconoceremos talentos y limitaciones que vienen con cada uno de ellos. En lugar de querer cambiarlos para que se parezcan a alguien que no son, apóyalos para que se acepten y valoren, reforzando sus cualidades y ayudándolos a superar sus limitaciones.

7. LA CONFIANZA
Es la base de una buena relación. Si sentimos que podemos contar los unos con los otros, tenemos un lugar a salvo donde refugiarnos y recuperarnos: nuestro hogar.

8. LAS NORMAS
Las reglas deben ser claras y justas, pero, también, flexibles, cuestionables y negociables. Lo importante es que estén allí y que todos sepan cuáles son. Establecer ciertos límites, también es una forma de expresar el interés que tenemos hacia ellos.

9. APOYO INCONDICIONAL
No importa en qué situación se encuentren ni quienes hayan sido los culpables de lo sucedido, en una situación difícil la familia siempre debe estar unida y responder brindando apoyo incondicional a cualquier miembro de la familia que esté en dificultades.

10. RESPETO
Decidamos tratar a los nuestros de la misma manera en la que deseamos ser tratados. Si queremos respeto, apoyo y cariño, comencemos a relacionarnos con ellos a través de esos mismos sentimientos y actitudes. Es importante que sepan que estamos para brindarles apoyo.

Por: Maytté Sepúlveda